Editorialista Invitado

La política me da weba

2023-01-24 - Editorialista Invitado

*GRAUE, DEL PARANINFO A PALACIO NACIONAL
*UNAM-UACH EN DEFENSA DE LA AUTONOMÍA
*MARU CAMPOS ENMARCÓ LA CEREMONIA
*GUIÑO DE LA GOBERNADORA A M. BONILLA
*CUAUHTÉMOC ESTRADA SE PUSO EXIGENTE


 

 

Alto valor de compromiso universitario el Honoris Causa al doctor Enrique Graue, rector de la UNAM. En cualquier otro momento quedaría en ceremonia solemne revestida de importancia académica y aplausos al homenajeado, en los polarizados tiempos de la cuatroté  puede ser tomado como abierto e inadmisible desafío a la autoridad presidencial.

La UNAM es una de las instituciones importantes del país que no ha podido colonizar el nuevo régimen. Por esta razón el presidente López Obrador consideró, tiempo atrás, que se había “derechizado”, pretendiendo socavar la autoridad del rector y debilitar a la Universidad.

En su mente puso a la Máxima Casa de Estudios entre los conservadores, apenas iniciada su administración, y su indisposición creció cuando el rector Graue confirmó de manera oficial el plagio de la ministra Yasmín Esquivel, a quien López obrador quería poner de presidenta en la Corte.

El vergonzoso episodio terminó desenlazando la peor derrota para López Obrador en los cuatro años de administración, pues a la presidencia de la Corte llegó una ministra de carrera sin vínculos políticos y respeto por la Constitución, Norma Piña. Quería tener una Corte sometida y terminó con la presidenta más incómoda a sus intereses. Su frustración fue terrible, tanto que de inmediato puso a la ministra Peña entre los corruptos y conservadores.

Circunstancia contraria, ahora la ministra Esquivel, su preferida, puede ser llevada a juicio político y eventualmente perder su titulo profesional, pues apenas ayer el rector Graue ratificó en conferencia de prensa el plagio y dejó las consecuencias de la deshonestidad intelectual en manos de la comisión de Honor y justicia del Consejo Universitario.

Por esta aparente indecisión, la de no revocar el titulo sin mayor trámite, ha sido severamente criticado. No estoy de acuerdo, el rector actuó con la responsabilidad de quien conoce los alcances presidenciales y el momento de fragilidad política que vive la UNAM. Contribuir a la ira presidencial a diez meses del relevo es imprudente en una institución cuyo presupuesto depende cien por ciento del Gobierno federal.

En éste contexto recibió ayer Enrique Graue Wiechers el Honoris Causa de la Universidad Autónoma de Chihuahua, ceremonia que sin duda registraron en Palacio Nacional. Situados en la perspectiva exacta, los dos rectores, Graue y Rivera, destacaron el valor de la autonomía universitaria como defensa invaluable contra intereses del poder.

Felicito a los dos rectores, asirnos al elevado concepto de autonomía y defenderlo como valor inalienable es obligación de todos los universitarios. Ellos dos están poniendo el ejemplo.

Rompeolas 

El otro detalle es el marco que proporcionó la gobernadora Campos a la ceremonia. Desde luego ella es plenamente consciente del diferendo entre la UNAM y el presidente López Obrador y conoce las posibles consecuencias. Su presencia ahí tiene un valor añadido, pues bien pudo enviar al secretario general y guardar distancia, pero decidió avalar personalmente el alto de reconocimiento al rector Graue. Y no solamente ofició de testigo, junto con el rector Rivera entregó el pergamino y tomó la palabra. Esperemos reacciones, pero no se pueden esconder porque el señor presidente pudiese incomodarse.

……………

En política doméstica, interesante el guiño de la gobernadora al presidente municipal, Marco Bonilla. Cuando saludaba al presídium, mencionó al edil recordando los recientes anuncios sobre inversión económica y generación de empleo y el trabajo que, conjuntamente, realizan gobierno y alcaldía para consolidar nuevas inversiones de capital extranjero en la ciudad. Queda el apunte, por los que esperan verlos confrontados, podrán tener diferencias, pero hay sentido partidista y antecedentes de amistad.

………………

El coordinador de los diputados guindas se puso exigente y desaprobó la presentación de César Jáuregui, como propuesta de nuevo Fiscal General. Que no le gustó su plan, dijo, y por tanto votaría contra su nombramiento. No creo que Jáuregui esté muy preocupado por la postura del pastor moreno, dándole la seguridad de que su estrategia será “abrazos y no balazos”, debería ser plan suficiente y asertivo contra la inseguridad para un discípulo de la cuatroté. Estrada pide a los diputados de la mayoría que lo traten “lindo”, pero en algunos asuntos, como éste del nombramiento del Fiscal se pasan de celosos en extremo de manera innecesaria. Den oportunidad a que César actúe, mínimo merece el beneficio de la duda.

 



Comenta con tu cuenta de Facebook