Regionales

Reutilizar esquilmo para regenerar suelos

2019-06-12 - Redacción

La reutilización del esquilmo de las cosechas de maíz y la aplicación de carbono en cualquier predio de producción frutícola o agrícola, ayudará a regenerar el suelo y por consecuente podrá ser una opción contra el abatimiento del manto acuífero, así lo explicó Cornelio Reimer Wall, al presentar su conferencia dentro del XV Foro de Ecología “Acciones Hoy para Transformar el Mañana”.



Ante productores, geólogos, medioambientalistas, profesores y estudiantes de preparatoria, el exponente trascendió la urgente necesidad de tomar decisiones como estas para ayudar a preservar el medio ambiente, así como la salud y supervivencia humana y de la fauna.
“La opción para regenerar el suelo es por medio de introducir materia orgánica de carbono al suelo para que retenga el agua pluvial o bien de la utilizada por medio de riegos para que dure mucho tiempo en la parte superficial del suelo de donde la planta hace uso del mismo para desarrollarse”, expresó.
Consideró que la inyección de agua al subsuelo, como ya se ha observado en algunos años en la colonia Manitoba, no es la solución definitiva ni la más adecuada, debido a que el agua no logra su proceso de purificación, por lo que subrayó que la recuperación del acuífero tiene que darse de manera natural, mediante las filtraciones que pueda lograrse desde el suelo.
Reiteró que un ejemplo es la re aplicación del esquilmo, ya que es un producto muy necesario de mantenerlo sobre la superficie para que éste mismo le genere una especie de sombra al suelo y haga un microclima para propiciar un hábitat para microorganismos del suelo, los cuales a su vez hacen la función de descomponer la materia para integrarla orgánicamente.
Cornelio Reimer Wall se ha dedicado desde los años 80´s a la agricultura y fruticultura y ha conocido acerca del daño que causa la utilización de agroquímicos como fertilizantes y pesticidas, que incluso lo llevó a afectar seriamente su salud. Fue entonces cuando se empezó a preocupar por la situación y empezó a buscar soluciones.
“Lamentablemente esto no es posible de la noche a la mañana pero creemos y sabemos que es posible, tan solo por la cantidad de precipitación que recibimos cada año, que es suficiente para producir una buena cosecha”, concluyó al subrayar que los suelos lograrían así recuperarse de la degradación que sufren.




Comenta con tu cuenta de Facebook