Valores: libertad, justicia, honestidad y transparencia.
Miércoles, 26 de abril del 2017
A Dios sea la gloria.

Salud

Mitos sobre el hipotiroidismo

2017-03-09 - Redacción

La tiroides es una pequeña glándula en forma de mariposa, ubicada en la base de la parte delantera de cuello. El hipotiroidismo, a veces también llamado tiroides con función lenta, es una afección en la que la glándula tiroides no produce suficiente cantidad de ciertas hormonas importantes (T3 y T4); aunque existan mitos alrededor de lo que se debe o no comer para garantizar la salud de la tiroides, en general no existe ningún alimento específico que se deba evitar cuando uno padece de hipotiroidismo. Ingerir una alimentación sana y balanceada y tomar con todo cuidado los medicamentos recetados por el proveedor de atención médica ejercerán mucha influencia sobre el control eficaz del hipotiroidismo.


Las hormonas producidas por la tiroides, la triyodotironina o T3 y la tiroxina o T4, repercuten mucho sobre a salud y afectan en casi todos los aspectos del metabolismo: mantienen la velocidad con la que el cuerpo utiliza las grasas y los carbohidratos, ayudan a controlar la temperatura corporal, influyen sobre la frecuencia cardíaca y permiten regular la producción de proteínas. 

La glándula tiroides necesita yodo para producir T3 y T4, por lo que el consumo de suficiente cantidad de yodo es fundamental para la salud tiroidea. Si bien es cierto que comer mucho de vegetales como col rizada, espinacas, brócoli, etc. puede restringir la captación de yodo por parte de la tiroides, la cantidad necesaria para lograr ese efecto es muy grande, mucho mayor a la que la mayoría de las personas comería normalmente, y definitivamente muchísimo más de lo que llevaría un licuado diario.

Además, el efecto de estos vegetales es sobre la glándula tiroides misma, esto significa que para alguien cuya glándula tiroides no funciona bien y toma medicamentos para reemplazo de la hormona tiroides, aunque comiese gran cantidad de esos vegetales, los mismos no tendrían ninguna repercusión sobre la cantidad de la hormona tiroides en su cuerpo. 

No obstante, vale la pena tener en cuenta que algunos alimentos, suplementos alimentarios y medicamentos pueden interferir con la capacidad corporal de procesar el reemplazo de la hormona tiroides. Por ejemplo, para el cuerpo puede ser más difícil absorber el medicamento cuando se toman las tabletas junto con comidas ricas en fibra.

También para evitar problemas con la absorción, no tome los medicamentos de la hormona tiroides con alimentos que contengan nueces, harina de soja o semillas de algodón; tampoco lo tome al mismo tiempo que un suplemento de hierro ni que una vitamina múltiple con hierro. Es importante evitar tomarlo con suplementos de calcio o antiácidos que contengan aluminio o magnesio. Algunos medicamentos para las úlceras y ciertos fármacos que reducen el colesterol igualmente pueden interferir con el reemplazo de la hormona tiroides. A fin de evitar posibles problemas, consuma esos alimentos o productos varias horas antes o después de tomar el medicamento para la tiroides. 

Si le preocupa su alimentación o el efecto que sus demás medicamentos puedan tener sobre el medicamento para la tiroides, revise con el proveedor de atención médica la lista de los medicamentos actuales. De igual manera, valdría la pena consultar con un especialista nutricional en caso de que tenga preguntas o dudas acerca de qué incluye una alimentación balanceada y sana. 

 




Comenta con tu cuenta de Facebook