Nacionales

Honran 200 años de bibliotecas; Sociedad Pública de Lectura

2020-07-25 - Redacción

La primera biblioteca pública de Latinoamérica, el primer local secular de lectura abierto en nuestro país, la primera sociedad literaria del México independiente. Así fue denominada ayer la Sociedad Pública de Lectura, que el escritor novohispano José Joaquín Fernández de Lizardi (1776-1827) fundó hace 200 años.


En uno de los patios de la Biblioteca de México, ubicada en La Ciudadela, en una breve ceremonia presencial de 20 minutos, la escritora Beatriz Gutiérrez Müller (1969), esposa del Presidente Andrés Manuel López Obrador, la subsecretaria de Cultura federal, Natalia Toledo; la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum y el secretario de Cultura capitalino José Alfonso Suárez del Real rememoraron el proyecto que arrancó el 23 de julio de 1820 en una accesoria de la calle de la Cadena (hoy Venustiano Carranza), letra A.

En esta sala, cuyo lema era “Ser útiles a nuestros semejantes, prefiriendo el bien público al privado”, los habitantes de la capital podían consultar por un real todos los periódicos del día y algunos libros.

El proyecto del llamado El Pensador Mexicano fue la primera biblioteca y hemeroteca pública del país, ya que los servicios que ofrecía son el antecedente de los que se brindan actualmente.

Fernández de Lizardi, autor de la primera novela de América, El Periquillo Sarniento (1816), explicó en su momento que el objetivo de la Sociedad era facilitar la lectura y la ilustración del pueblo. “De nada sirve la libertad de imprenta a quien no lee, y muchos no leen no porque no saben o no quieren, sino porque no tienen proporción de comprar cuanto papel sale en el día, con cuya falta carecen de mil noticias útiles y de la instrucción que facilita la comunicación de ideas”.

La sala estaba regida por un reglamento de seis puntos: cada visitante pagaba un real antes de entrar, sólo se daba un “papel” a cada persona, se vendía papel a quien quisiera escribir o copiar algún texto, se podía solicitar otro papel hasta que se entregara el primero, el último papel se entregaba directamente en mano del cuidador y se admitían suscriptores de lectura por tres pesos mensuales, y por todo el día, para quien no pudiera pagar los 31 reales mensuales.




Comenta con tu cuenta de Facebook


El Pueblo te recomienda

Aprueban 2 consejerías al Consejo Consultivo de Participación Ciudadana

Con la finalidad de integrar el Consejo Consultivo de Participación Ciudadana los miembros del ...

El 70% de los ejecutados tenían antecedentes criminales: FGE

El fiscal General del Estado, César Augusto Peniche Espejel, señaló que el 70 por ciento de las v...

Hijo abandona a su madre de 92 años en la Alfredo Chávez

Sin importar que pertenece a los grupos vulnerables por Covid-19, Cruz Rodríguez Portillo de 92, ...