Regionales

Denuncia derechohabiente negligencia en IMSS Meoqui

2019-10-07 - Redacción

José Manuel Montes, un derechohabiente del IMSS de Meoqui, con cáncer de próstata e hipertensión hizo la denuncia pública de malos tratos y negligencia en esta Unidad de Medicina Familiar (UMF), ya que le quitaron medicamentos para atender este mal y está batallando también para obtener su pensión debido a que no tiene las 500 semanas cotizadas.


 

Mencionó el señor Montes que ya le han comentado varias personas y las trabajadoras sociales que ya debe pedirle a la directora una hoja con todas sus enfermedades, con todos sus padecimientos, señalando que su trabajo es el campo, trabajo pesado que no puede desempeñarlo porque padece de un cansancio.

Destacó que estuvo internado por una infección en el hueso del codo por lo cual por lo cual le dieron una carta abierta para cuando le volviera la infección, pero ya lo echaron para afuera tras coserle.

Del cáncer prostático dijo que definitivamente le cortaron el medicamento. “Tengo tres años y cacho y me dijeron que mínimo me lo debía tomar el tratamiento por cinco años”.

Al acudir con la directora a que le diera otra carta de referencia dijo el entrevistado que le informaron que no podían dársela porque a ella se la cobran.

También dijo que acudió al urólogo y este le dijo que ya no lo podía atender más.

Agregó que a punto ha estado de dejar aquí la señora e ir a Chihuahua a ver si allá lo quieren atender, ya que por pura negligencia médica le dio el cáncer de próstata, pues nunca se lo detectaron.

Alegó que lo que él quiere es el tratamiento para su cáncer, pero no se lo quieren dar. Y para colmo de males a pesar de su mal del cáncer lo mandaron con reumatología  de que ya tenía el cáncer en grado cuatro y ahí tiene las pruebas, lo dijo mostrando unos documentos que traía.

Dice que hoy en día tras 30 y tantas sesiones de radiaciones que le dieron ha le desgraciaron la vida y ha de cuenta que está muerto en vida.

Agregó que también lo corrieron y dieron de baja del consultorio cuatro al que ya no tiene nada que hacer, según le dijeron, a pesar de que el no la pidió. Y lo cambiaron al consultorio dos.

La gota que derramó el vaso dijo el quejoso que fue cuando le dijeron que mientras el acudiera al IMSS de pie no le pueden creer que está enfermo.

Ante todo este problema ya no haya a quien recurrir, señalando de manera irónica que “ni modo que vaya con el Chapulín Colorado, porque este ya se murió”.

Tiene miedo que el cáncer se extienda y desparrame por otro lado. Entonces, dijo, “¿Qué hago?

 

Por Jesús Aguirre (Texto y Fotos)




Comenta con tu cuenta de Facebook


El Pueblo te recomienda

Manuela, socia-alumna con más antigüedad en La Asegurada

A sus 91 años de edad, Manuela Camacho Cedillo, jubilada del IMSS, tiene el registro de ser una de ...

Firman IMSS y SNTSS Contrato Colectivo de Trabajo

Después de casi dos meses de diálogo y debate constructivo, el Instituto Mexicano del Seguro Socia...

Sancionan árbitros meoquenses LBE Femenil y Liga Empresarial

Los árbitros de basquetbol del municipio de Meoqui, afiliados a la Ademeba, luego de que recienteme...