Farandula

Crítica a “Lopescaste”, por su libro

2018-12-07 - Redacción


De entre los géneros literarios, el autor: Sergio Armando López-Castillo, se ubica en el Lírico y Dramático porque nos transmite sentimientos, emociones y sensaciones en su narrativa, aunque el primero es por excelencia poesía, utiliza además el género dramático porque a través de su obra representa episodios y conflictos de los grupos que le rodean.


 

Lidia Holguín Ruíz

Y por aquello de que “dejas claro el género novelado y cuentista”, que pone de manifiesto en la primer parte de la obra, el pasado épico de una región, a través de la recreación novelada de estas historias épicas, de liderazgos y amor, a través de alegorías como recurso literario que confluyen en el lugar común de Estado Grande.

Vaya un abrazo desde mi corazón hasta el tuyo, Sergio Armando, por permitirme disfrutar, aprender y recrearme con tu valiosa obra; gracias además por dejarnos conocer a ese mozuelo timorato de alter ego “Lopescaste”, nieto de “Don Chiro”.

De entrada se pone de manifiesto el interés por dar a conocer a niños y jóvenes chihuahuenses en edad escolar, de los niveles básico y medio superior, el texto “Romance de los Cerros y la Leyenda del Grande” -maestro tenías que ser-, y no niegas la cruz de tu parroquia, que no era precisamente la de Dozule en Normandía, de lo que sí estoy segura, es que estaba en Carichí y después en el “barrio de las Adelitas”.

Tampoco soslayas el entusiasmo, además, por dar a conocer la cultura e historia de nuestra tierra, la regionalización del currículum, el aprendizaje situado, y mucho de lo que hoy contienen los planes y programas de estudio desde educación inicial hasta la superior, basados en el enfoque por competencias; y aunque en tu obra no das el crédito a tu formación como maestro, es evidente que brota tu esencia, y te lo dice una formadora de docentes que ha permanecido en tu Escuela Normal por 27 años.

Me hiciste recordar de manera memorable la pasión que imprimimos a nuestro trabajo, cuando estamos en nuestros años mozos o recién egresados, en los que queremos “comernos al mundo”. Ello, con el tiempo habrá de convertirse en nuestra pasión de vida por dar un poco y contribuir con nuestro esfuerzo desde el espacio dónde estemos.

Al leerte, una puede apreciar al joven, hoy consolidado y prolífero profesionista, que contribuye con la sociedad desde su valioso y valiente quehacer del periodismo.

Adentrarse en esta obra nos permite recorrer desde el custodio, centinela y vigilante Cerro Grande, “El centinela de tierra y piedra” como lo nombras, hasta los cerros más enamorados que pudiéramos conocer, gracias por esas bellísimas alegorías que me encantaron.

 

El mural de la portada

“La Fundación de Chihuahua”, por ser un mural de tema histórico y regional, retrata la escena de planeación del nuevo poblado que dio origen a la moderna ciudad de Chihuahua de hoy, la capital del Estado Grande. Indudablemente que esta obra tiene una portada esplendorosa, tal como describe su creador,  “marcado por la belleza del paisaje de todo el valle; por la convergencia étnica, racial y social que potencia al mural como una pintura, que exalta la estabilidad económica, la diversidad cultural y la convivencia social productiva; el poder estético que transmite serenidad; mientras que para el artista Alonso Enríquez, considera que su mural proyecta “Paz, tranquilidad y desarrollo, ubicado en la confluencia de los ríos Chuvíscar y Sacramento que incluye parte de la arquitectura religiosa colonial del Siglo XVII.

De visión cultural regionalista, que el autor sugiere sean promovidos este tipo de obras artísticas para reconfigurar una poderosa identidad regional, una firme identidad nacional, una más auténtica civilización occidental, que fortalezca una vida republicana, federal y democrática.

 

De la primera parte del libro “EL ROMANCE DE LOS CERROS”…

De los enamorados cerros me encantó la manera como se describe en este lenguaje romanceado, convertido en cuento, el origen de las sociedades criollas y del mestizaje, a través de esta construcción novelada de la historia.

 

Sobre la segunda parte del texto “LA LEYENDA DEL GRANDE”…

La segunda parte de la obra me hace recordar a Aquiles, quién fue sumergido del talón por su madre en el mar de los griegos, diría yo, en el Egeo, por aquello de los restos de un vasto océano como resabios del mar de Tetis, que en tiempos prehistóricos cubría a Chihuahua, y por supuesto, a la negra Tomasa, Doña Manuela, Madame Madeleine y a Don Chiro, todos ellos líderes territoriales, religiosos y políticos.

La psicosis del centinela de tierra y piedra, que sigue de pie imponente e incólume, no fue sino la diáspora chilanga derivada por el sismo de 1985 en Ciudad de México, cita el autor, con la propagación del mito sobre la explosión de agua, que tenía la finalidad perversa de que los moradores de las viviendas cercanas al cerro, abandonaran su patrimonio para facilitar la construcción de viviendas a ínfimo precio, para los recién llegados chilangos en esos años…

Sería el frio que los espantó? La gallardía y valentía de nuestros hombres? O es que, cuándo se decidió pintar y alumbrar con esa cruz, así sucedió para muchos?…Dijo “Lopescaste”.

Espero que no vayan a leer este libro los “no-come-frijoles”, y esto se convierta en la diáspora hondureña. No se les vaya a ocurrir alguna cosa, o vayan a querer explotar alguno de nuestros gallardos y apuestos cerros.

 

LA CRUZ DE MOZULE O DE DOZULE…

Cruz gloriosa de Dozule Ecce Crucem Domini “He aquí la cruz del Señor”…Madeleine al presenciar aquella luz superior al día con sol, daría testimonio de la presencia de Jesús y del espíritu Santo en su vida, al Párroco: “Ya no soy yo quien vive, el mundo no existe, es Jesús quien vive en mi”…

Y ya no soy yo quien vive, sino que es Cristo que vive en mí. Y la vida que ahora vivo en el cuerpo, la vivo por mi fe en el Hijo de DIOS, que me amó y se entregó a la muerte por mi”.

Versículo del Libro del nuevo Testamento de la Biblia: Gálatas 2:20

Me gusta cómo combinas el lenguaje coloquial con el literario, al leerte uno aprende, comprende y recuerda una serie de palabras “domingueras” no muy usuales y sí reconocidas por el diccionario de la Real Academia de la Lengua; en contraparte y complementando a la historia, es precisamente tu sencillez y cómo atrapas al lector con anécdotas, narraciones, historias y leyenda, hacen por demás encantador el leerte y disfrutarte como autor.

Permitir al lector conocer pasajes de tu vida, tus inicios en la profesión, tu gran aportación comunicativa, usos y costumbres de cómo se va construyendo el tejido social y la rica historia de nuestra tierra; el folklore mismo de la sociedad, a la cual has servido por una vida. Me hiciste recordar además por el realismo y sencillez que le impregnas a la tu obra, a la de “Hasta no verte Jesús Mío”, justo de la autoría de una grande: Elena Poniatowska.




Comenta con tu cuenta de Facebook


El Pueblo te recomienda

Presentó Sergio Armando López Castillo su nuevo libro

Nuevo y libro y 30 años de periodismo, celebró Sergio Armando López-Castillo el pasado fin de sem...

Critica AMLO altos sueldos y pocos resultados en el INAI

El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró este viernes que su administración estará mar...

Publica Aparicio su libro "liderazgo social y seguridad pública"

El Comisionado Estatal de Seguridad, Óscar Aparicio Avendaño, informó mediante sus redes sociale...