Regionales

Anciano de 98 años vive entre la inmundicia y basura

2019-10-16 - Redacción


Un adulto mayor de 98 años de edad, de nombre Dionisio Tercero, vive en condiciones infrahumanas entre la inmundicia, basura y malos olores y duerme en un reducido cuarto de adobe con goteras, ubicado en la colonia Loma de Pérez, por lo que se buscará a sus familiares para que se hagan cargo de él.


 

Este lunes 14 de octubre por la mañana acudió personal de la Coordinadora Municipal de Protección Civil, a cargo de Patricio Barrera Juárez, a llevarle un apoyo de hule negro a su domicilio, ubicado en la calle 5 de Febrero No. 8 de la colonia Loma de Pérez.

El anciano vive en una humilde vivienda de adobe, a donde se entra luego de quitar la tranca de un desvencijado portón de lámina.

Se llega a su domicilio, un cuarto con cuarteaduras en su fachada.

El adulto mayor, que es sordo, sale muy bien abrigado, con varios empalmes de ropa, tras correr una vieja cobija que la hace de puerta.

Los olores nauseabundos penetran la nariz. El anciano agradece el apoyo, mientras que el titular  de Protección Civil comentó que se va a canalizar este caso y se buscará a los familiares, ya que no es posible que esté viviendo en estas condiciones, además de que la omisión de cuidados está tipificada como delito.

Una vecina, quien es la que le lleva alimentos, -comentó por su parte- que el terreno donde vive este adulto mayor ya se lo dio a una sobrina que vive en los Estados Unidos.

Y aquí en Delicias tiene unos sobrinos, pero no lo procuran.

Dentro del cuarto del adulto mayor hay un viejo y desvencijado colchón y otro catre recargado en la pared, mientras que en el suelo hay basura y la que la hace de su cama, si es que se le puede llamar así, está bastante sucia.

En el patio de la vivienda hay muchos tiliches por doquier y el cuarto del anciano carece de luz eléctrica.

No tiene nada en qué entretenerse, ni un televisor ni un radio, pues es sordo, y sus pantalones los trae amarrados con un mecate.

En su rostro se ve tristeza, cansancio y el reflejo de los años. Sus manos huesudas, lo mismo que su rostro, reflejan cierto grado de desnutrición.

 

Jesús Aguirre 




Comenta con tu cuenta de Facebook


El Pueblo te recomienda

Recolectaron más de 5 toneladas de basura tras desfile

Tras concluir los festejos por el 109 aniversario de la Revolución Mexicana, el Gobierno Municipal ...

Sí habrá recolección de basura este lunes

Se pide a los vecinos sacar sus residuos de manera habitual ...

Un niño de 10 años da una exhibición de puntería

Max, de 10 años, sorprendió con su puntería en el Staples de Los Ángeles, durante el partido e...