Farandula

'A Six Dollar Cup of Coffee' muestra realidad chiapaneca

2018-03-14 - Redacción


Es tan cotidiano saborear una taza de café a cualquier hora que nadie se detiene a pen­sar qué hay detrás: el traba­jo, problemas y disputas que existen en torno a este culti­vo, que en tierras chiapane­cas es la moneda de cambio.



Excelsior


Los directores de cine Alejandro Díaz y Andrés Ibáñez buscaron retratar esto en su docu­mental A Six Dollar Cup of Coffee.

"Nos gusta de­cir que es de denuncia pero también creo que aborda muchos temas. La compleji­dad que hay detrás del café, porque pareciera que hay buenos y malos, pero, la rea­lidad es que son personas y cada quien está defendiendo sus intereses, su patrimonio. Que no se nos olvide que no solamente es un ingrediente gastronómico, sino también se ha convertido en esa re­gión de Chiapas en la mone­da de cambio”, comentó Díaz a Excélsior.

"Puede ser una película de denuncia, pero también cuenta una historia que no es la que todo mundo le gusta­ría ver reflejada, pero que es la verdad, es lo que pasa, un grupo de gente que lucha por defender su tierra y su patri­monio”, intervinó Ibáñez.

La historia gira en torno a la familia Guzmán y la coo­perativa Yomol A’tel, en Chi­lón, Chiapas, en el seno de la cultura indígena tzeltal, don­de estuvieron trabajando a lo largo de cinco años, convi­viendo con la gente del lugar.

A decir de los realizadores, lograron entrar a esta cultu­ra gracias a la paciencia, que hizo que los indígenas deja­ran que vieran y expusieran la problemática del café des­de todos los ángulos.

"La clave fue el tiem­po y tener el tacto para sa­ber cuándo sacar la cámara y cuando no. No fue un ro­daje donde llegamos a ha­cer lo que sabemos, tuvimos que ir cinco veces a Chiapas y estar por largos periodos, pero tuvimos la suerte de participar en rituales mayas, fuimos partícipes junto con ellos de muchas situaciones, por ejemplo, cuando los ja­poneses les avisaron que ya no eran dueños de los restau­rantes estadunidenses donde ellos comercializaban su café fue difícil, los acompañamos en bastantes etapas a lo largo de cinco años”, dijo Díaz.

El filme de 73 minutos se presenta hoy en el Festival In­ternacional de Cine en Gua­dalajara y a nivel comercial a principios de 2019; a las redes sociales llegará antes.

"Lo que queremos es que haya debate, que la gente vea lo que hay detrás de una taza de café, que entiendan el va­lor que tiene que llegue hasta tu mesa, que cambie la visión que se tiene y que tomen la decisión de qué café quieren tomar”, explicó Ibáñez.

Los realizadores trabajan en otro documental que sigue la misma línea, aunque con otro producto: El aguacate.

"Le cambió la cara a este estado y ahora presenta retos a nivel ecológico, de segu­ridad, hay un boom gastro­nómico y queremos una película que hable de ésto y de los retos que se vienen”, adelantó Díaz.




Comenta con tu cuenta de Facebook


El Pueblo te recomienda

Ofrece orquesta de paz recital en la Quinta Gameros

Dando una vez más muestra de su talento y su preparación diaria, un grupo de niños y jóvenes que...

Niño luchador maravilla en el semáforo

La lucha libre es sin duda alguna, un deporte profundamente arraigado en la cultura mexicana, tant...

Realizan muestra cultural de estudiantes con doble excepcionabilidad

La Secretaría de Educación y Deporte, a través del Departamento Académico de Educación Especial...