Valores: libertad, justicia, honestidad y transparencia.
Miércoles, 23 de agosto del 2017
A Dios sea la gloria.

Sergio Armando Castillo

El retorno de Toño, el “Mohicano” López…

2017-05-12 - Sergio Armando Castillo

Recio, contundente, y al mismo tiempo reflexivo y amable, el hombre luce reanimado, echado para adelante, decidido a no quedar como mero espectador de lo que está pasando en materia política en el estado grande, y el país.


No obstante de haber alcanzado, para muchos – el que esto reseña entre ellos- el envidiable estatus de ciudadano libre, empresario o profesionista sin filia partidista o pertenencia a partido o grupúsculo político alguno, nuestro invitado de café, se manifiesta preocupado por cómo se encuentra la situación de Chihuahua y México, a consecuencia del actuar de los pasados recientes gobiernos, y los actuales.

Como empresario, productor-ranchero, motejado alguna vez como “El bronco” de la capital del estado, así como también “El último de los mohicanos”, a raíz de sus férreas y verticales posiciones como legislador local, cuando perteneció al PAN, nuestro acompañante es, en estos momentos, elemento asediado por miembros de algunos grupos de poder económico y político, para que vuelva al ruedo de la acción y vida públicas.

Con entereza lo expresó en el pasado, y, hoy, lo ratifica en la mesa de la plática sostenida con él: “En Acción Nacional, las cosas no se hicieron ni se han hecho bien, por eso decidí salirme del partido”. Ello ocurrió durante la dirigencia encabezada por Mario Vázquez Robles – como se sabe-, porque Toño López Sandoval es una buena persona, no acepta órdenes ni imposiciones que traicionen sus ideales y principios, y muchos panistas, los he tratado en el ámbito del periodismo desde inicios de los ochentas, desde mi punto de vista, se asemejan a esos priistas acomodaticios, agachones, improvisados y “busca chambas”, desde luego, con las honrosas excepciones de políticos ejemplares, “ordenados y generosos”, que también conocemos.

Por ello, sostengo, que el ex director de Desarrollo Rural en el Municipio de Chihuahua, con Juan Blanco como Alcalde, suplente del senador, hoy gobernador, de Javier Corral Jurado, y también ex diputado al congreso del estado, dejó al PAN, pero no abandonó su mística, valor y responsabilidad civil por la tierra que lo vio nacer, y está de vuelta.

Consciente de que la vía de las candidaturas independientes, si bien es una opción viable, o alternativa de participación social y política, sin partidos, significó para él, como para otros empresarios amigos, como Enrique Terrazas Seyffert, Jesús Mesta delgado o José Luis Barraza González, dificultades para consolidad algún proyecto de gobierno exitoso, en el pasado reciente, no ha dejado de lado el entusiasmo, posición honesto y abierta, para retornar, de alguna forma, a la vida pública.

Como otros hombres de iniciativa privada, bien nacidos, preparados, con experiencia, y sobre todo con gallardía, transparencia y firmeza – Sin dilaciones ni hipocresías-, Antonio López Sandoval (Toño), es un buen referente de la política bien entendida, de valores, lealtad, carácter y limpieza, quien seguramente está ya en la mira de los que serán organizadores y protagonistas del proceso político, histórico en 2018, año en el que habrá de decidirse en  buna mediad el futuro de la nación, pero también la continuidad o relevo de alcaldías y diputaciones en este y otras entidades.

En ese tenor, y conociendo el perfil, tanto personal, como público, de Toño López, sin necesidad de apuntarse en las listas de militantes de los partidos políticos, porque ya militó en uno y renunció, muchos lo perfilan como uno de los mejores activos de la Iniciativa Privada, con trayectoria política, para contender por alguna posición, quizá bajo el esquema de candidatura ciudadana, de la que hablan, para convocarlo, en uno de esos partidos.

Este “bronco” o mohicano, connotado en el sector productivo y ganadero, también, que al mismo tiempo es un caballero atento de buena hechura, cuya familia es respetada en varios círculos de Chihuahua, como hay pocos en la política del estado, desde mi óptica, tomó una buena decisión al alejarse del partido (AN) al que perteneció, en un buen momento, y no se arrepiente, aunque el año pasado hubiera triunfado  Corral Jurado– por coyuntura y circunstancias muy particulares, incluso no atribuidas necesariamente al trabajo y desempeño del mismo PAN.

Porque como lo ha marcado la historia reciente, tanto en la entidad como en el propio país, varios de los gobiernos, por no decir que casi todos, emanados de blanquiazul y del PRI, son responsables y causantes del grave deterioro de la vida económica, política y social del pueblo, de la gente, en todos los estratos y niveles de la sociedad, por ineptitud, corrupción, impunidad y displicencia, y ejemplos de todo esto sobran…están más que a la vista de todos.

Ello ha provocado la pérdida de credibilidad y el hartazgo de los ciudadanos en los partidos tradicionales, y hombres de bien, que entienden la política como instrumento para el bien común, con conciencia social genuina, de contribuir a la resolución de muchos de los problemas, sin acceder al poder por el poder mismo y para enriquecerse en lo personal o en grupos, surgen o retornan como esperanza de cambio real.

En esa tesitura está Toño López, con quien, por lo pronto, esperamos volver a dialogar, y saludarlo, en el evento del próximo 17 de mayo por la mañana, en el conocido hotel “Soberano” a donde, por cierto, ha sido invitado, junto a muchos otros empresarios chihuahuenses por la gente de don Alfonso Romo Garza, el que dicen, es el promotor y hombre de negocios, de “lujo”, del aspirante presidencial Andrés Manuel López Obrador.




Comenta con tu cuenta de Facebook