Alcaldesa cambia el terror por el paraíso

Por: Redacción
2014-01-09

El pasado 3 de enero la alcaldesa de Parácuaro, Michoacán, Lucila Barajas Vázquez, subió a Facebook una fotografía de sus vacaciones en la playa. “Estamos aguantando este calorón”, escribió.

 

Por esas fechas, el ayuntamiento que encabeza se hallaba inmerso en una grave crisis de violencia. Unos 200 guardias comunitarios tomaron el día 4 la cabecera municipal de Parácuaro, hecho que provocó balaceras y tres enfrentamientos con saldo de un autodefensa muerto.

 

Entre las 13 y 15 horas, una caravana de camionetas con decenas de hombres armados bajó por el Zapote, municipio de Tancítaro, el cual fue tomado el pasado 17 de noviembre por grupos de autodefensa encabezados José Manuel Mireles. Entraron por la comunidad Las Hordeñitas y de ahí se dirigieron al palacio municipal.

 

Ya en el poblado, desarmaron a 11 policías y los encerraron en la cárcel de este municipio. Además colocaron barricadas y guardias en los principales accesos a Parácuaro.

 

Sin embargo, antes de las 3 de la tarde hubo disparos desde distintos puntos. Uno de los guardias cayó muerto en la avenida principal.

 

La presidenta municipal, Lucila Barajas Vázquez, se encontraba de vacaciones. Incluso, en su página de Facebook publicó una fotografía tomada con su teléfono en una playa, y comentó: “Yo sigo en la playa disfrutando de unos días después de tanto trabajo; un relax con mis hijos y familia”.

 

Jornada 

Comenta con tu cuenta de Facebook